sábado, 15 de julio de 2006

Chateando con Filmus


El jueves lanacion.com, convocó al ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, para responder a las inquietudes de los lectores sobre la iniciativa del proyecto de ley de Educación Nacional, que actualmente se está debatiendo, hasta fines de julio...


Transcribo aquí tres preguntas, y sus respectivas respuestas, que me llamaron la atención sobre esa sesión de chat que tuvo el actual ministro con docentes, y que creo pueden interesarles a colegas profesores en ciencias de la educación y psicopedagogos...



Mar
: Soy Profesor en Ciencias de la Educación, y necesito saber si con los cambios que vendrán volverán a recortar las incumbencias de mi título como lo han hecho con la Ley Federal.
INV-DFilmus: Mar: no, la ley no se refiere a las incumbencias profesionales, no esta ley.



Lorena
: Soy psicopedagoga y como profesional...advierto la urgente necesidad de modificar cuestiones fundamentales de la Educación...
INV-DFilmus: Lorena: Le recuerdo que por primera vez esta ley va a incluir la habilitación de otros profesionales dentro del sistema educativo. El sistema educativo no es solo patrimonio de padres, docentes y alumnos sino también de los psicólogos, de los psicopedagogos, de los Lic. en educación, de los antropólogos, de los sociólogos, que tengan espacio en el sistema educativo.



Kike
: Daniel, ¿es conciente en que hay muchos docentes que piensan que la futura ley de educación ya está "arreglada" y que el debate que se propone es para la "gilada". ¿Qué podría hacer para cambiar esa percepción?
INV-DFilmus Kike: no puedo hacer nada. Es lo que vamos a hacer. Uno puede jurar 10 veces que esto no es así. Mas aún, desde el punto de vista personal me encantaría tener un proyecto para no tener que hacer todo este trabajo de elaborar, sistematizar las opiniones. Lo que hay es un documento. Lo que ustedes tienen es el documento y el documento trasluce mucho de las líneas de trabajo en las que nosotros queremos dirigir la educación. Por ejemplo yo decía alguna: que la secundaria sea obligatoria, que la formación docente tenga niveles equiparables en todo el país, avanzar en la matrícula de 0 a 4 años, que se incorporen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, incorporar una segunda lengua, tomar en cuenta las escuelas que trabajan con población aborigen, incorporar el tema de la educación rural, jerarquizar la educación de adultos, la educación artística, la educación física. Yo puedo decir mil ideas que tenemos y esperamos que estén en la ley. Más aún lo que estamos viendo es que muchas de estas ideas están siendo vistas en forma positiva. Ahora, también están entrando muchos temas que nosotros no imaginábamos y que van a estar probablemente en la nueva ley. Nosotros no solo nos ponemos en contacto con las escuelas a través de sus jornadas y lo que se resuelve, sino que también no estamos entrevistando con todas las instituciones y organizaciones del país. Por ejemplo el tema de la jerarquía de las escuelas rurales apareció en una reunión con 400 instituciones del agro que son instituciones de agricultura familiar de pequeñas unidades productivas donde también hay sectores vinculados a poblaciones originarias. Y bueno, ahí nos plantearon un conjunto de temas que no teníamos en cuenta en la elaboración del documento. Así que el documento también tiene ausencias que ustedes pueden señalar y que después pueden estar en la ley. Ahora hay una cuestión de confianza. Nosotros, por lo menos estos tres años que han sido tres años de recuperación de la situación docente y tenemos la mayoría en el congreso para aprobar cualquier ley. Sería ridículo hacer un debate sino esperamos a que ese debate se incorpore. Queremos que esta ley sea una ley de Estado. ¿Por qué? Porque nosotros queremos que sea una ley que la vote todos los partidos políticos. Queremos que sea una ley que tenga legalidad porque la vota el Congreso y tenga legitimidad. Uno de los defectos de la Ley Federal de Educación, insisto yo fui un ministro que desobedeció y no la aplicó en la Ciudad de Buenos Aires. Uno de los problemas que tenía esa ley era la falta de legitimidad. Fue aprobada por un partido en un momento histórico en que había una mayoría coyuntural que podría ser este apostamos a que no sea una ley votada por un partido sino que sea una ley votada por todos los sectores. Y voy a decir algo más Hay cuatro sindicatos docentes nacionales y los cuatro apoyan el debate. Los cuatro hicieron su propio documento y los cuatro saben que no hay algo escrito, sino no participarían de una fantochada o una cuestión hipócrita de hacer un debate de algo que está resuelto de antemano. Aún suponiendo que fuera así, nosotros la vamos a poner a disposición de todas las escuelas en el mes de septiembre. Así que, si fuera así, también está la posibilidad de opinar, de discutir; y lo está haciendo todo el mundo por todos los medios, incluido este con tiempo. Por supuesto cuando una ley tiene que representar a 38 millones de personas cada uno no se ve representado en toda la ley. Pero está claro que las cuestiones que salgan del consenso común tiene que conformar un núcleo básico de coincidencias que debe estar en la ley.



La nota que se publicó ayer en la versión papel del diario, "Filmus: con la ley educativa cambiará el modelo productivo" http://www.lanacion.com.ar/cultura/nota.asp?nota_id=823148


Una transcripción completa del chat está en:

3 comentarios:

  1. Here are some links that I believe will be interested

    ResponderEliminar
  2. Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
    »

    ResponderEliminar
  3. Very best site. Keep working. Will return in the near future.
    »

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.