jueves, 18 de enero de 2007

Tonucci en Internet

Muchas veces, mientras estudiaba en la universidad los profesores utilizaron como disparador alguna viñeta de Tonucci. También las analizamos más de una vez, y vimos citadas en varios libros. Ahora que pasaron unos años y me toca estar del otro lado, cada vez que releo, o que releemos juntos con alumnos y colegas a Frato, redescubro siempre con un sentido nuevo sus reflexiones. Frato jamás dejará de hacernos pensar. Porque las escuelas y los padres, parecen andar siempre en sintonía con las amenas pero durísimas críticas de este autor contemporáneo.

Por eso me interesó tanto Frato en Volumen (ver aquí), y leyendo ahora más sobre él en Internet, encuentro algunos datos y citas que me llamaron la atención. Como por ejemplo esta pregunta que le hicieron en Revista Nueva:

–¿Cuáles son los juguetes más estimulantes para el desarrollo de las capacidades? - El modelo de juguete para mí es el barro, que no es nada, pero puede ser todo y no cuesta nada. Aconsejo a los padres regalar barro, es un material maravilloso, placentero, húmedo, frío, plástico, dúctil. Ensucia, es cierto, pero ¿no hacen máscaras de belleza con el barro? Yo uso el barro como medida para evaluar a los juguetes. Los que se acercan más como la pelota, los ladrillitos, la masa para construir, son los más recomendables. (ver nota completa)

Y las 5 preguntas fundamentales que respondía en noviembre de 2005 en lanacion.com
1 –¿Por qué es tan importante que los chicos puedan estar solos?
2 –¿Qué otras cosas que hacen los padres dañan a sus hijos?
3 –Dejar salir a los chicos solos a la calle no es tan fácil en ciudades donde la inseguridad es real… –¿Cómo permitirles a los chicos salir de sus casas?
4 –Los atentados terroristas en Europa y Estados Unidos generaron que los chicos vivieran todavía más encerrados.
5 –Los chicos de antes sí podían jugar en la vereda. ¿Eran más felices?
(
ver nota completa)


Recomiendo para seguir leyendo, estos links sobre Frato y su obra:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.