viernes, 22 de junio de 2007

Sociabilización y redes de personas en la blogósfera

Los amigos de mis amigos ¿son mis amigos? No está claro realmente, y seguro que alguien por allí pensará: "hay que definir a quiénes llamamos amigos", de todas formas no va por ahí la cosa. En la blogósfera, un componente esencial es la socialización (y la sociabilidad) y los blogs que enlazan un blog que yo enlazo, probablemente puedan interesarme. Y probablemente pueda llegar a tender una red, sólo partiendo de un contacto.

Hace unos cinco años una profesora de Córdoba que vino a dar una charla a Santa Fe, me dijo que estaba "encantada" de que podamos utilizar las nuevas tecnologías para "sociabilizar el conocimiento". Lo único que habíamos hecho era intercambiar unos archivos por mail previo a su charla, de ahí en más incorporé ese concepto, esa expresión que me quedó en la mente como "sociabilización del conocimiento". Lamentablemente no nos vimos más con ella. Experiencia muy distinta es la de un blogger, porque la presencia es constante en el ciberespacio, y esa presencia permanente me permite "ver" qué está pensando el otro. Entonces, si no puedo comunicarme con la otra persona o simplemente no tengo una razón clara para llamarle o escribirle un mail, lo cuál suena medio aburrido... un mail que diga: "Hola, te escribo para ver en qué andas" Tal vez con un buen amigo la pregunta funcione, pero con un colega con quién sólo hablamos temas profesionales por decirlo de alguna manera, no funciona. 

Para los que escribimos o posteamos en huecos entre trabajo y trabajo, un mail así sólo nos llevaría a pensar: ¿Este no tiene nada que hacer? Es verdad que suena antisocial, pero es lo que quiero demostrar por contraste.

La sociabilización a partir de los blogs, o teniéndolos como soporte, no es simplemente "estar cerca del otro" sino que es un agregado, un plus, un anabólico? Es lo que cada persona sea capaz de hacer con esa posibilidad, es lo que cada persona le imprime, y es a la vez un  catalizador para que todo fluya. Lo básico es tener un tema, o varios, abordar una problemática, reflexionar sobre una cosa, y no tener miedo a hacerlo público. El descubrimiento de materiales valiosos hace generalmente el clic. En la blogósfera se trata de una sociabilización del conocimiento de caracter especial, que permite conectar personas, formar redes, pero redes que son temáticas, no forzadas, y por lo que pude hasta ahora experimentar: redes con un algo porcentaje de nodos de calidad. Tal vez los temas no sean exclusivamente acotados a una disciplina en particular, tal vez los intereses vayan potenciándose... no lo se. Las redes de personas, con blogs (y otras tecnologías 2.0) de soporte son incubadora de ideas. 

Porque un blog es parte del pensamiento de una persona, y cuando dos pensamientos se juntan, se establecen conexiones, que -las más de las veces- perduran y trascienden fronteras.

-------------------------
Mientras escribía esto, Claudia posteó "Serendipia", en su blog en español. Ejemplo concreto para cerrar el post.

2 comentarios:

  1. Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

    ResponderEliminar
  2. De veras que parecen sincronizados tu post y el mío. Y sin embargo, los blogs son un tipo de comunicación asincrónica, ¿no? Mágicamente escribimos el mismo día a la misma hora.

    Me sorprende otra cosa. A mí me gusta de tu blog que incluye posts con ejemplos. Mis posts suelen ser extensos. En Serendipia traté de ir directo al ejemplo -cosa que aprendí por acá. Y vos... con este post me recordás mis posts largos!

    Quizá leer a los contactos de la propia red temática provoca un enroque de estilos...

    No sé. Ahora me vas a tener que disculpar, pero termino este comentario acá porque quiero volver a leerte.

    Un abrazo.
    =)

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.