lunes, 20 de agosto de 2007

La confianza en las relaciones pedagógicas

Dice Laurence Cornu, citando a Simmel, que la confianza se trata de una hipótesis sobre la conducta futura del otro

La confianza se presenta usualmente como una categoría ética, relacionada con la amistad, la promesa o la fidelidad. Pero es en la perspectiva política, democrática, donde la confianza adquiere importancia. 

Según Cornu, la democracia consiste en "hacer confianza" que tiene un sentido que "tener confianza no da" a los ciudadanos para que puedan ser jueces y actores de las decisiones que les conciernen. Y agrega que una educación que apunta a hacer ciudadanos debe estar particularmente atenta a la importancia de esta cuestión de la confianza.

Como estamos en época de elecciones, todo esto me hace acordar mucho a la cantidad de carteles que veo a diario ensucian las calles de la ciudad con caras que te miran con el mensaje de "confía en mí". Si algo hay de cierto entre lo que dice Cornu y la realidad es que los políticos intentan "hacer confianza" para aparentar democracia, pero muchos tenemos la hipótesis de que la conducta futura no nos dará (paradójicamente) elementos para confiar. Por eso creo que uno de los temas más difíciles de enseñar hoy sería qué es verdaderamente la Democracia y qué es vivir en un Estado Democrático, qué significa la Democracia en una República. En teoría, dar una definición es bastante sencillo, pero supongamos que a algún alumno se le ocurre preguntar -Profesor: ¿Nosotros vivimos en democracia? creo que hay que dedicarle unas cuantas clases.
La confianza es cotidiana, dice Cornu,
apoyándose en Simmel, quién demostró que la confianza se producía sobre todo en las sociedades modernas. "Cuando una sociedad se da a da a sí misma un futuro, cuando los miembro de esa sociedad se ven obligados a entrar en relación con otros miembros más alejados, es imprescindible recurrir a la confianza". 

Según el grupo Hacia una Comunicología Posible, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (visto en este artículo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile), como muchos otros George Simmel pasó completamente desapercibido en el campo académico de la comunicación. 

"De hecho, y pese a que la microsociología constituye una fuente de conocimiento para la ciencia de la comunicación, parece que el predominio de los estudios sobre los medios de difusión ha dejado de lado la importancia de los procesos de interacción en situaciones microsociales, que tanto pueden aportar al estudio de la comunicación interpersonal", y lógicamente lo primero que se me ocurre es que ¡Es justo lo que está pasando con los blogs. Procesos de comunicación microsociales que están aportando a la comunicación interpersonal, pero con TIC.
Volviendo al tema de la confianza, rescato algunos puntos claves para pensar la aplicación en situaciones de enseñanza y aprendizaje:

La confianza se diversifica
, uno tiene confianza en alguien por alguna cosa, un punto, un aspecto, pero no para todo ni de cualquier manera. 


La confianza funciona de manera circular. El ser humano responde en forma circular, no tiene una causalidad lineal y va a actuar muy a menudo según aquello que cree que el otro piensa. 

Confianza o desconfianza no pertenecen a los individuos, a sus cualidades o defectos, sino que se producen entre individuos.

La confianza es una experiencia inicial y determinante para el ser hablante y deseante, por la simple razón de que no puede elegir, al ser un recién nacido. El niño aprende creyendo en el adulto. El no poder del niño es la causa o la razón de su confianza, pero la ofrenda que el adulto hace confiando en el niño es lo que permite creen en sus capacidades. 


Hay una diferencia entre una confianza dada y una dirigida. La del niño es originalmente dirigida, a alguien que es más fuerte que él... y el futuro de ese sentimiento va a depender del uso que el otro va a hacer de ese poder. 

Una frase que resaltaría: "No abusar de este poder, ir renunciando progresivamente a ese poder sobre el niño, haciéndolo en el buen momento, con tacto, con cuidado, es exactamente en esto en lo que consiste el acto de dar o tener confianza en el niño." Más de una vez escuchamos la necesidad de una delegación progresiva del control, del poder en educación, y asociarla a la confianza en el otro me parece que es un buen razonamiento.

Cornu menciona a Ana Arendt y a la situación de asimetría que se produce entre el adulto y el niño, y dice que la confianza, tiene el objeto de reducir esa asimetría dada. 


Recuerda la etimología de la palabra autoridad que es a la vez: garantizar y hacer crecer, aumentar. La autoridad es aquello que permite, a aquellos que son menores, crecer, volverse mayores. 

La educación como transferencia del poder sobre el mundo en el marco de un espacio de no abuso de poder sobre el otro viene a dar cuenta de un intercambio muy particular: a aquel del "no poder", que de hecho caracteriza al niño, contra el rechazo por parte del adulto de la idea de abusar del poder. 

La confianza que se deposita en el niño representa para los dos, una liberación común. Algo que va a ir liberando al adulto de la preocupación.
Algunas dificultades son:- la posibilidad de una especie de chantaje: "Yo voy a ver si te tengo confianza"- la afirmacion explicita: "te tengo confianza"- la racionalidad intrumental, consciente y planificada. No aplica aquí, porque la confianza es del orden de aquello que no puede imponerse o exigirse.
La confianza puede estar presente en 3 aspectos:


  1. Juzgar sobre las palabras justas.
  2. Juzgar lo justo en el marco de la justicia de la clase.
  3. En el juicio pedagógico: hacer o tener confianza en los niños.

Además, y para finalizar, dice Cornu que hay hacia los niños un deber de verdad y un deber de hospitalidad, y aclara: "Creo que la dificultad para los profesores es no utilizar aquello que es desconocido para los niños para protegerse del hecho que los niños son para él desconocidos. Sostener la confianza de los niños dando confianza es dar a los recién llegados la posibilidad de la novedad, el tesoro que nos es común reside seguramente en la libertad, y en la cultura que nos aumenta y que nos hacen crecer, nos amplía".

Este tema lo estamos trabajando para el curso sobre Asesoramiento Pedagógico con Sandra Nicastro, y la bibliografía de referencia es
Cornu, Laurence: “La confianza en las relaciones pedagógicas”, en Frigerio, Graciela, Poggi, Margarita y Korinfeld, Daniel (compiladoras). Construyendo un saber sobre el interior de la escuela. Ediciones Novedades Educativa. Buenos Aires, 1999.-

Imagen: http://www.flickr.com/photos/hanestevez/ bajo Creative Commons

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.