viernes, 18 de enero de 2008

El día que conocí a Meirieu

A fines de octubre, después de haber leído Frankestein Educador, conocí en vivo al autor Philippe Meirieu. Fue en una videoconferencia que organizó en forma conjunta el Ministerio de Educación Oservatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, y la Universidad Nacional de San Martín, que en Santa Fe se pudo vivir desde la sede de OSDE:


"Una pedagogía para prevenir la violencia en la enseñanza"


Me pareció interesante el planteo, pero tal como muchos cuestionaron, un tanto alejado de la realidad de la Argentina en general. Pero, en definitiva él aclaró que estaba hablando de una teoría particular y que la bajada debía hacerla cada uno desde su lugar. No obstante su aclaración (que me pareció desacertada) veo que muchos interpretaron (o interpretamos) que el punto de la conferencia estaba en la Violencia, cuando en realidad el foco estaba en la enseñanza. Y ahí si me parece interesante apuntar, que una pedagogía como la que bien describe en el libro que antes comentamos; la no fabricación de sujetos-objeto, es el punto de partida. Y no mucho más me dejó haber conocido en vivo a Merrieu. Preferible leerlo, como a muchos tantos otros autores.


Un libro que nos regalaron:
Educar para la convivencia: experiencias en la escuela. Prólogo de Filmus, escriben Mara Brawer, Mariana Moragues coordinadoras del Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, y se describen casos en Bs.As. La Matanza, Hurlingham, Tigre, entre otros y también una experiencia de Santa Fe y dos de Tucumán. Es un material de junio de 2007 editado por el Ministerio de Educación y la Universidad Nacional de San Martin. Hay una versión disponible: Descargar el libro.

1 comentario:

  1. Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca

    http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
    http://firstposition.info/
    http://tus-links.com.ar

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.