sábado, 10 de mayo de 2008

Algo de lo que pasó en Virtual Educa Argentina

Ya decía yo que estos encuentros son excelentes. Estuve ayer en esta nueva edición del Virtual Educa, donde luego de las presentaciones políticas de rigor, se sucedieron interesantes exposiciones sobre La tendencia a la virtualización de la educación superior en América Latina; la Gestión de la innovación curricular con estrategias de diseño educativo con objetos de aprendizaje; un enfoque lúdico y colaborativo del aprendizaje mediado por tecnologías, en el caso de los Simuladores Virtuales; El formador como explorador en los mundos virtuales 3D; y el E-learning, desde la conexión de objetos de aprendizaje a una teoría de diseño instruccional.
Dijeron que la semana que viene estarán disponibles todas las presentaciones de diapositivas en el sitio de virtual educa.

Este año el encuentro en Virtual Educa tuvo un plus que fue poder conocer mejor a algunas personas, o simplemente charlar, con autores de blogs que leo, con quienes compartimos proyectos virtuales, o con quiene simplemente intercambiamos mensajes alguna vez. Entre ellos, Nancy Morales, Marisa Conde, Gabriela Tejada , Lorena Betta, Martín Parselis, Fernando Legrand, Cintia Días. Por ahora nada más que algunas fotos del día de baja calidad desde el celular. De a poco iré sacando del borrador los mini-post que escribía durante el encuentro (aparte de los tuiteos)

Actualización 12/05/08: Marisa, me envió el link a su álbum de fotos del encuentro.

2 comentarios:

  1. Pablo, un placer haberte conocido. Para ser más específicos: estábamos los dos tuiteando al mismo momento en el mismo auditorio, sin Twitter no nos hubiéramos conocido nunca. Un abrazo y gracias por la mención. Mi presentación estará online en esa dirección y también está aca. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. @parselis! gracias por pasar,

    "sin Twitter no nos hubiéramos conocido nunca"!

    ni bien pueda sigo con el tema.

    Estamos en contacto, un abrazo!

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.