miércoles, 26 de noviembre de 2008

Tecnófilos de hoy en día


Ya leí varias notas sobre la "adicción" de Barack Obama a "la tecnología", que en teoría deberá abandonar cuando asuma la presidencia, por cuestiones de seguridad nacional.

En principio me parece que hay que tener en cuenta, que con la palabra adicción no es conveniente hacer alusión (o utilizarla como sinónimo) de fanatismo o filiación a cualquier cosa. Puede llegar a justificarse en algunos contextos, pero veo que en Latinoamérica tiene una carga negativa para mucha gente.

Dicho esto, van dos citas a manera de anecdotario, para cuando hablemos de Tecnofilia (vs.
Tecnofobia; contraposición ciertamente vetusta pero funcional en algunos casos)

"Tendrá que dejar una de sus adicciones de lado cuando asuma la presidencia el 20 de enero. Su BlackBerry, que lleva siempre (absolutamente siempre) en su cinturón tendrá que apagarla porque los presidentes de Estados Unidos no pueden enviar e-mails por una cuestión de seguridad". alt1040

"Barack Obama es el líder más tecnófilo de todos los tiempos: podría tener que renunciar a su BlackBerry cuando llegue a la Casa Blanca, pero aun así pretende convertirse en el primer presidente con portátil en el Despacho Oval y uno que sacará jugo al poder de YouTube." laflecha.net

4 comentarios:

  1. Creo que muchas veces se usa "adicto" confundiéndolo con "adepto". El adicto tiene un problema y tiene que tratarse, en cambio el adepto es quien disfruta de las ventajas de algo sin que ésto le haga daño.
    ¿te tiembla el pulso si se corta la conexión a internet? ¿antes de ir a un asado preguntás si hay wi-fi? ¿dejaste de ir a casamientos porque no podés estar toda la noche sin conexión? ¿o directamente dejaste a tu mujer? Esos son claros síntomas de adicción ;)

    ResponderEliminar
  2. Es fundamental que un presidente de esta Era Digital, este al día y utilice las Tic’s como un medio para su funciones, otra cosa es que sea catalogado de fanático… Pablo creo que has tocado un interesante punto de reflexión, con respecto a la tecnología, creo que no siempre tenemos claro hasta que punto la tecnología invade nuestras vidas y nos convierte en tecno-dependientes hasta no poder vivir un segundo sin conexión. Es un tema a considerar cuando trabajas con niños o adolescentes

    ResponderEliminar
  3. gracias Iris por el dato no lo tenía en cuenta. Y por el tema de las preguntas... bueno, me quedo tranquilo que no tengo síntomas de adicción!!! ja Saludos y gracias por dejar tu marca :-D

    ResponderEliminar
  4. Hola Mariángeles, por lo de los presidentes, ahora que decís... ya me la veo a Cristina con un Blackberry dentro de poco (obvio que de oro y con funda de diamantes)!!! :-D

    Ahora en serio, creo que es un tema interesantísimo para analizar, hay mucho escrito al respecto, pero lo lindo de esto es que al evolucionar tanto y tan rápido la tecnología... nos exige pensar y replantear-nos permanentemente cosas. Por ejemplo, hace unos años cargar un celular era un lujo, hoy una necesidad. Y es increíble la capacidad de absorción de la tecnología que estamos viviendo. Realmente me sorprende preguntar en encuentros con docentes ¿quién tiene celular acá? y que todos me miren como a un bicho raro, como si les preguntara quién tiene sangre en las venas?
    Interesante, repito para seguir pensando y lo más importante, como bien decías, tema a considerar cuando trabajas con niños o adolescentes, con la salvedad (agregaría) de que con ellos hay un paso que no hay que dar y que es convencerlos de que las tecnologías son útiles. A ellos hay que enseñarles valores, y con esto casi casi que volvemos a las bases y verdadero sentido de la Educación.
    Bueno. me extendí. Saludos! y sigamos pensando.
    Pablo

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.