jueves, 26 de marzo de 2009

La actitud científica

«La adopción universal de una actitud científica puede hacernos más sabios: nos haría más cautos, sin duda, en la recepción de información, en la admisión de creencias y en la formulación de previsiones; nos haría más exigentes en la contrastación de nuestras opiniones, y más tolerantes con las de otros; nos haría más dispuestos a inquirir libremente acerca de nuevas posibilidades, y a eliminar mitos consagrados que sólo son mitos; robustecería nuestra confianza en la experiencia, guiada por la razón, y nuestra confianza en la razón contrastada por la experiencia; nos estimularía a planear y controlar mejor la acción, a seleccionar nuestros fines y a buscar normas de conducta coherentes con esos fines y con el conocimiento disponible, en vez de dominadas por el hábito y por la autoridad; daría más vida al amor a la verdad, a la disposición a reconocer el propio error, a buscar la perfección y a comprender la imperfección inevitable; nos daría una visión del mundo eternamente joven, basada en teorías contrastadas, en vez de estarlo en la tradición, que rehuye tenazmente todo contraste con los hechos; y nos animaría a sostener una visión realista de la vida humana, una visión equilibrada, ni optimista ni pesimista"
Bunge, M. 1976

Hoy me sumé como profesor del equipo de la cátedra de Métodos para la Investigación Científica en la Universidad Católica de Santa Fe. Me llamó la atención esta cita de Bunge, de su libro La investigación científica. Su estrategia y su filosofía de ed. Ariel, pág. 51 (las negritas son nuestras) entre los apuntes de base de la cátedra, y quise compartirla acá.

3 comentarios:

  1. me formó desde La ciencia su método y su filosofía alla hace 35 años cuando estudie el normal superior y años después acompañó a mis hijos en sus inicios en las facultades y hoy desde Canadá nos sigue sorprendiendo con su genialidad. Muchos años después y desde hace casi 20 trabajo en la escuela Carlos Octavio Bunge tio lejano de Mario, acá en mi San Rafael elegido

    ResponderEliminar
  2. me formó desde La ciencia su método y su filosofía alla hace 35 años cuando estudie el normal superior y años después acompañó a mis hijos en sus inicios en las facultades y hoy desde Canadá nos sigue sorprendiendo con su genialidad. Muchos años después y desde hace casi 20 trabajo en la escuela Carlos Octavio Bunge tio lejano de Mario, acá en mi San Rafael elegido

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Ma.Cristina por la anécdota, qué bueno que este medio nos permita encontrar-nos en pensamientos. No tuve oportunidad de conocer a Bunge, y me gustaría estudiarlo un poco más. Tal vez, con esta materia que estoy comenzando a dar ahora pueda encontrar esas oportunidades. Si tenés datos (webs, blogs, etc) interesantes, te agradecería lo compartas...
    por mi parte empecé a armar una pequeña base de apuntes, datos, links, etc. Como para facilitarles encontrar estas cosas en la web a mis alumnos. Lo estoy armando en este documento.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.