sábado, 10 de abril de 2010

Cómo pasar de .blogspot.com a .com (o cómo comprar un dominio .com para tu blog en blogger)

Hace varios años tengo este blog en blogspot. No voy a ahondar en las razones de por qué nunca lo migré a wordpress (en realidad sí lo migré para aprender cómo se hace y realmente es muy fácil, pero no lo actualicé más en wordpress.com, seguí posteando desde la administración de blogger). Lo que voy a contar es cuan simple, rápido y (esperemos) barato es comprar un dominio .com para tu blog .blogspot.com. Después de hacer una brevísima consulta a mis contactos acerca de qué me recomendaban para hacer (esto lo voy a contar en otro post, porque fue cómo me ayudó mi red de contactos a llegar a una respuesta), elegí comprar mediante la opción que me ofrecía el mismo Google desde la Administración de blogger. Básicamente es entrar a Configuración / Publicación / Dominio personalizado & elegir la dirección y el dominio a asignarle (puede ser .com, .net, .org, .info o .biz), como está en la imagen. Y a continuación, si el dominio está disponible, te ofrecen:
Dominio registrado durante un año por 10 USD;
Registro de dominio privado para evitar spam sin coste adicional;
Control absoluto de DNS y administración de dominio;
Configurado automáticamente para funcionar con servicios de Google;
Correo electrónico, calendario, mensajería instantánea, páginas web, y un largo etcétera sin cargo adicional (! textual) ¿Necesitas más información? Obviamente hay allí en un link. Google registra por registra por vos en eNom.com tu dirección, que por lo que me comentaron mientras pagues a término no tenés ningun problema. El único pequeño (esperemos no gran) detalle es que no está clara y visiblemente cuánto cuesta el segundo año. Se supone que no debiera ser una suma del más allá. Yo decidí correr ese riesgo y creé www.pablobongiovanni.com, en 10 min.
Indispensable: Tener tarjeta de crédito para pagar online.
Cosas positivas. No lidié con ningún problema técnico. No me ocupé demasiado tiempo en el tema. No desembolsillé un peso en efectivo. No hice más que lo que quería hacer, dejar de llamar a mi blog .blogspot y poder comunicarlo y referenciarlo como .com, a secas. Y algo muy, pero muy importante, es que no tuve que hacer absolutamente nada para que los lectores del blog se enteren que ahora pbongiovanni.blogspot.com es pablobongiovanni.com, Google + Enom lo hicieron (vaya uno a saber cómo) y en menos de 24 hs. Coincidiendo con un día en el que no publiqué ni toqué nada del blog, sin embargo lo visité y anduvo (excepto los primeros 15 min. -como mucho- de la migración).
Luego, si no tienes conocimientos técnicos, no tienes la menor idea de qué es un DNS y no quieres comprar un dominio en cualquier empresa, y empezar a preocuparte por el tema "hosting", recomiendo comprar de esta manera. Si tus pretenciones son otras, lógicamnte la mejor opción es ir a empresas de Hosting y comprar uno acorde, comprar un dominio, y luego encargarte de que todo redireccione correctamente, porque eso es lo más importante en el caso de que tu blog tenga un tiempo ya de vida. Si estás creando de cero, entiendo que ya es otra historia.
Este relato no tiene mucha edición. Por tanto, cualquier pregunta, idea o sugerencia será muy pero muy bien recibida :)

5 comentarios:

  1. Hola, Pablo.
    Muy bueno el post.
    DTienes alguna idea si en Wordpress será también así de fácil o crees que sea mejor hacer ese tipo de cosas en Blogger?
    Te lo pregunto porque ya lo había pensado para WP pero todavía no me había decidido.
    Abrazos,
    Gonzalo

    ResponderEliminar
  2. Hola Gonzalo, Wordpress es la mejor opciòn para tener tu blog con un hosting y dominio propio, la verdad desconozco si con los dominios gratis .wordpress.com se puede comprar fácil como con blogger, creo que no, pero es cuestión de buscar nomás. Si me entero aviso :) Saludos ! P.

    ResponderEliminar
  3. Hola: Muy bueno el artículo, el temor que tenemos muchos es que si no compramos un dominio en algún momento blogger elimine nuestro blog, saludos. Favio

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.