miércoles, 22 de febrero de 2012

El alumno no es el "sin luz". Alumno es el que se alimenta

Suscribite y recibí las actualizaciones en tu e-mail -->

Hace unos días venimos conversando con distintos colegas y en distintos ámbitos acerca de la etimología de la palabra Alumno. En este post simplemente enlazo algunas fuentes confiables para quienes estén en la misma búsqueda. Siempre alguien y en algún momento dice que sabe, que escuchó, que alguien le comentó, que alumno significa "a" (sin) "lumno" (luz). Esa definición no existe, y además
haría referencia a una concepción poco feliz, que está más que trillada en su uso, donde lógicamente si el alumno es el que no tiene luz, el maestro es quien la infunde. 

Alumno no significa sin luz, sino que tiene una raíz latina en la cual se destaca el término alere que significa alimentar.

El conocimiento como alimento, como degustación, como sabor, es mucho más propio. Y hacia allí hay muchas otras metáforas, conceptualmente más interesantes en el sentido de que una persona que se alimenta, crece, se enriquece, se conoce a sí misma. Desde San Agustín, hasta Paulo Freire, podríamos decir que alumno no es falto de luz, sino ávido de alimento = conocimiento.  


El Saber es el más alto de los sentidos que le podemos asignar al conocimiento, el dato, la información, el conocimiento, nos sirven para aprender. Pero el aprendizaje nos debe orientar  a la Sabiduría; es el Saber en la búsqueda de la Verdad lo que nos hace libres, y lo que nos convoca como Personas.

Se puede decir que un alumno es ‘alguien que se está alimentando de conocimientos’, y ése es, precisamente, el significado etimológico de la palabra. En efecto, en latín alumnus era un antiguo participio pasivo del verbo alere, que significaba ‘alimentar’. (elcastellano.org)
Hasta que en el siglo XIX se desarrolla la escolarización masiva, los pequeños que aprenden las primeras letras son los que van al hogar del profesor, trasladándose aquella función del criado (...) que cuida a los pequeños a un medio familiar "especializado en la enseñanza". Lo que hoy entendemos por alumno es la condición de un menor que va surgiendo a medida que la familia se va desprendiendo de funciones que tomará otra figura especializada, primero dentro del hogar en el caso de las clases sociales favorecidas, después poco a poco, fuera de él para todos. Precisamente, la palabra alumno recoge ese significado de ser alguien que vive fuera del hogar familiar: Persona criada o educada desde su niñez por alguno, respecto de este. En el siglo XVII se usaba para denominar a quien es criado y sustentado por otro como el hijo, el criado, el pan y aguado. Se trata de una figura que refleja el paso del ser cuidado por la familia como hijo a ser asistido por la escuela como alumno bajo la mirada de otros adultos y en un regimen de vida de socialización y de vigilancia nuevos. (J. Gimeno Sacristán, El alumno como invención. Ed. Morata, 2003. Pág. 152)
5 Fuentes para seguir leyendo:
  1. Definición de Alumno en el diccionario de la Real Academia Española
  2. Etimología de la palabra Alumno en elcastellano.org
  3. El equívoco del alumno sin luz. En Diario Los Andes y Diario Católico en el blog de Amarilis Pernía
  4. Un post de reflexión de Iris Fernández en Alumnos iluminados
  5. Alumno en etimologias.dechile.net

-----
Imagen con licencia CC 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.