martes, 13 de noviembre de 2012

Reir fomenta la creatividad

Según Elsa Punset "El niño llega al mundo lleno de capacidades creativas pero, a medida que envejece, todo lo que importa se va reduciendo. Disminuye la capacidad de salir a comernos el mundo, disminuye la capacidad de incorporar personas e ideas nuevas a nuestra vida, disminuye la capacidad de divertirnos y reír. Pero aumenta el miedo", dice la autora de El ser creativoPunset es filósofa y experta en educación.

"Reír es innato. Es el gran comunicador. Es fuente de cohesión social"
"Reír fomenta la creatividad, la salud y el pensamiento creativo. Un niño ríe una media de 300 veces al día. Los adultos, 40 veces al día".

El neurocientífico Robert Maurice Sapolsky explica que los humanos somos capaces de temer mucho más de lo necesario. Los niños, cuando nacen, no tienen miedo. Solo temen a los adultos que les gritan o les asustan". El paso del tiempo va aplastando la creatividad de las personas y va dando altos vuelos a sus miedos. Pero eso es solo una tendencia sin resistencia. No es ley estricta. Es una inercia que la voluntad y el trabajo mental pueden invertir.

@elsapunset mostró un anuncio. "Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito". Lo publicó el explorador Shackleton en 1913. Quería llegar al Polo Sur en barco. "Cinco mil hombres contestaron al anuncio y, para escogerlos, una de las preguntas que el aventurero les hacía era: ¿Sabes cantar? Shackleton conocía la importancia de la ilusión, la risa y la felicidad para sobrellevar los tiempos duros". "Todos llevamos dentro nuestro Polo Sur", enfatizó Punset. "Shackleton era un líder soñador y práctico a la vez. Los niños son capaces de esforzarse si están motivados. Los adultos también".

"El cerebro está dotado de la paradoja de la plasticidad. Es capaz de cambiar hasta el último día de nuestras vidas", indicó. "No tiréis la toalla. Es muy probable que no estemos retando lo suficiente al cerebro".

Texto completo en Yorokobu

4 comentarios:

  1. Excelente artículo, personalmente lo he comprobado, mis amistades y familiares ven en mí a una persona que siempre muestra sonrrisa, esto me ha ayudado en mi personalidad, me da paz y alegría, aparento menos edad de la que en realidad tengo; realizo talleres espirituales y mi fuerte allí es la sonrrisa para conquistar a los presentes. Bello artículo. Bendiciones y éxitos. Saludos desde Honduras C.A.

    ResponderEliminar
  2. Miriam María Irías16 de noviembre de 2012, 11:52

    Olvidé escribir mi nombre Miriam María Irías, en el artículo que precede, nuevamente abrazos y saludos desde Honduras C.A.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Miriam por pasar :) Salud!

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.