lunes, 20 de mayo de 2013

#TRAL en UCSF. Encuentros y aprendizaje en red


Hace unas semanas nos reunimos con algunos de los participantes de la experiencia TRAL, residentes en Santa Fe, en la Facultad de Humanidades de la UCSF. Si bien no todos pudieron llegar en cuerpo y alma al encuentro presencial, mantuvimos contacto virtual en consonancia con las herramientas que se proponen desde el curso.

Hablamos de la relevancia del encuentro presencial, más allá de todas las instancias que existen de encuentro mediante distintos medios, como por ejemplo los momentos de sincronía que se sucedieron (y suceden) online. Coincidimos todos en que la presencialidad nos dejó una bocanada de aire fresco, una pequeña luz hacia adonde mirar cuando pensamos en el aprendizaje en red. Tal vez porque provenimos de esquemas mentales y organizacionales donde La Educación es eminentemente presencial y La Educación a Distancia un proceso tan reglado y compacto que no se diferencia más que en el lugar y el tiempo en el que consumimos información. TRAL es evidentemente otra cosa, más lindante a la autodidaccia, el no-temor a la exposición pública y la habilidad social de conectar con otros sobre todas las cosas. Dicho en términos simples (para nosotros sería en criollo) Es más fácil estudiar un PDF y responder unas preguntas en la plataforma, que ponerse a escribir en un blog, porque el uno es personal y secreto o cuanto mucho compartido con un pequeño grupo y el otro es abierto, público y -tal vez- enredado.


Destacamos también el valor agregado de contar con un archivo de grabaciones que permitirían navegar en tiempos personales, con paciencia y flexibilidad parte de lo que fue el curso hasta ahora. http://reaprender.org/tral/archivo/

También conversamos sobre algunas webs y servicios que -siendo nuevos o bastante novedosos para algunos de los participantes- nos podrían ayudar de manera directa en las actividades pedagógicas que cada uno lleva adelante en la Universidad. Uno de ellos fue Symbaloo http://www.symbalooedu.es/ y el otro Netvibes http://www.netvibes.com/es, fundamentalmente como utilitarios auxiliares a la tarea de aula.

Disparamos también la cuestión harto discutida en el nivel superior de los nuevos modos de licenciamiento de contenidos, como el caso de las Creative Commons: http://es.creativecommons.org/blog/licencias/, que sin dudas nos seguirá ocupando en más de un proyecto en la Facultad.

Pusimos sobre la mesa la necesidad de interiorizarnos mucho más en el funcionamiento y posible valor de comunidades como las de Google Plus (o Google+) tanto por la posibilidad de generar nuevos entornos como así también por el movimiento que generó ad-intra de la experiencia TRAL y que veíamos no era de conocimiento-manejo diario de todos o la mayoría. Ver TRAL en G+.


¿Quiénes conversamos?
Patricia Ramírez, su blog http://patricia-ramirez-tral.blogspot.com.ar/, en Twitter: http://Twitter.com/patriciaramirez; Carolina Vottero, su blog http://carolinavotterotral.blogspot.com.ar/, en Twitter https://twitter.com/CaroVottero19; Danilo Mettini, su blog: http://dmettini.blogspot.com.ar/; Matías Milia, su blog: http://acanosvemos.wordpress.com/; y yo. Nos acompañó también Lucas Passeggi, Director de las carreras de Comunicación y Diseño, con quien intercambiamos nuestras motivaciones y aspectos prácticos de la propuesta de TRAL. Y de manera virtual pero no por ello menos cercana, la decana Anabel Gaitán, quien conociendo la lógica TRAL, nos habilitó la oportunidad para la participación desde la facultad, y las profesoras Silvina de la Peña, María Cecilia Diehl, más una invitada Fundación Hoy x Mañana perteneciente a la
Red de Centros CONIN, Inés Larriera.







Si bien esta es una experiencia piloto para nosotros como Facultad, tanto por la participación de los docentes como por la apertura de la Universidad para sumarse a una propuesta como la de TRAL, acordamos en afirmar con todos los profesores que se trata de un paso más en la evolución de la forma en la cual entendemos los procesos de enseñanza y aprendizaje. 

Mucho se habla (y se escribe) de las nuevas metodologías y formas de educar, pero está en la práctica, en ese simple y a la vez complejo hecho de poner el cuerpo donde vamos captando, catando, y no de manera mágica o automática sino progresivamente, qué implica, cómo se puede y cómo no, qué ventajas y desventajas encontramos y cuáles particularmente podrían ser las pistas que estamos dispuestos a seguir cuando pensamos en el aprendizaje en red.

Probablemente este post no le sirva a muchas más personas de las que estamos implicadas en el tema, pero es parte de un camino necesario para el reconocimiento de nuestras propias posibilidades y la identificación de pequeños-grandes pasos en la experimentación de nuevas modalidades de organización, que tal vez nos sirvan para pensar-nos en el mediano y largo plazo. Tanto en nuestro desarrollo personal profesional, como así también en el camino del crecimiento institucional que supone establecer redes. Y tener el valor de crear contextos para el aprendizaje en red, desde la práctica y no meramente desde la letra.

Ahora TRAL ya está por el Nivel 6 donde la pregunta es ¿Qué hacemos con esto? Y por lo que pude ver hasta ahora, gran paso en la comprensión de lo que nos interesa capitalizar de esta experiencia, casi en el epílogo. Seguimos!





1 comentario:

  1. Hola Pablo, gracias por el relato de esta reunión, me resultó interesante que lo hayan hecho, los temas que tratan y la pregunta puerta que dejas abierta y que todos traemos en esto días, ese qué hacemos con esto o qué sigue.

    Recordé que en una de las sincrónicas, aquella presencial-a distancia, te tocó la suerte de conversar con un equipo de profesoras del Colegio Las Cumbres de Buenos Aires, dede entonces tengo la inquietud-idea sobre las ventajas (y los modos) de una construcción conjunta entre equipos que se reúnen presencialmente (como el nuestro del ITESO y el de ustedes en la UCSF), sería interesante intentar algo.
    Saludos y nuevamente gracias,

    ResponderEliminar

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.