jueves, 24 de marzo de 2016

La intención de mis tuits

¿A quién le hablo? ¿Para quién escribo? ¿Cuáles son las intenciones de esto que estoy tuiteando? Digo Twitter como ejemplo, pero no hay nada más básico en la comunicación en redes en el ámbito profesional y organizacional que tener en claro un destinatario y una intencionalidad, entre otras cosas.

En comunicación y medios se habla de la intención del mensaje desde hace unos 50 años, pero si nos ponemos en tren investigativo en menos de un suspiro llegamos hasta el Siglo VI antes de Cristo. Sí, los griegos ya dijeron todo siempre antes.

Volviendo al presente, en los últimos 5 años -un pedacito ínfimo de historia pero enorme para la vida en Internet-, el mundo profesional y organizacional en general pasó de ver al manejo de las redes como una cualidad deseable a necesitarlo (cada vez más) como una condición indispensable.

Y volviendo a Twitter, un profesional o una organización que no entiende de comunicación en redes, no sabe a quién le habla, ni para qué tuitea. Y eso, podemos afirmar con toda seguridad, es un error.

La buena noticia es que del error se aprende y la creatividad es un proceso, entonces nunca es tarde. Si me considero en la categoría profesional o soy una organización, tengo que pensar ahora mismo en la intención de mis tuits.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.