sábado, 28 de enero de 2017

5 pasos básicos para proteger de "hackeos" tu cuenta de Twitter #ABCTwitter

Como explican en el mismo blog de Twitter en Español, en la entrada Manteniendo la seguridad de tu cuenta que tiene varios años ya, lo primero a saber es que un "hackeo" propiamente dicho es muy raro, o mejor dicho es muy poco probable. La mayoría de las cuentas comprometidas son el resultado directo de engaños de “Phishing”. Phishing es una forma de engañar a los usuarios enviándoles mensajes fraudulentos que buscan engañarlos para que revelen sus contraseñas. Este engaño puede venir en forma de un email falso, un archivo adjunto o una pantalla de inicio de sesión que estén diseñados para verse muy similares a tu página de inicio de Twitter. Además, desde mi experiencia en Twitter en los últimos 10 años por lo menos, la mayoría de los casos en que alguien vio comprometida su cuenta fue porque les "adivinaron" o robaron su contraseña. Es por esto que cada cuenta de Twitter brinda la posibilidad de mantener un control de seguridad y privacidad bastante minucioso en este sentido. Nos focalizaremos entonces aquí en lo básico para mantener lo más seguro posible el "inicio de sesión" mediante la protección por contraseñas y códigos. Hay al menos 5 formas actuales a las que se accede desde las opciones de configuración de tu cuenta:


  1. Colocar una contraseña segura.
  2. Vincular tu número de celular.
  3. Generar un código (y un código de respaldo).
  4. Aceptar que para el restablecimiento de la contraseña te requieran información personal 
  5. Genera una contraseña temporal para iniciar sesión en otros dispositivos y aplicaciones

1. Colocar una contraseña segura: es lo más simple de realizar, tiene que tener al menos 10 caracteres y una combinación de letras, números y símbolos. Y es muy importante que no sea la misma que uses en tu cuenta de e-mail.

2. Vincular tu número de celular: para que en el caso de que se vea comprometida tu cuenta o tu e-mail te puedan enviar un SMS para confirmar identidad.

3. Generar un código (y un código de respaldo):  añade un segundo nivel de seguridad. En este caso al inicio de la sesión deberás usar no sólo tu contraseña sino una comprobación (un número que te llega por SMS).

4. Aceptar que para el restablecimiento de la contraseña te requieran información personal: Es un tilde en las opciones de seguridad y privacidad, pero que hace que al solicitar restablecer la contraseña por e-mail, Twitter te solicite información adicional, como verificar mediante un número celular.

5. Genera una contraseña temporal para iniciar sesión en otros dispositivos y aplicaciones: Es una buena medida para no utilizar la contraseña en cualquier aplicación o dispositivo de terceros.


Un consejo final: Lo ideal es aprender sobre la seguridad en Twitter, pero si alguna vez te "hackean" la cuenta una forma fácil de empezar a solucionar el tema es por acá: https://support.twitter.com/forms/hacked



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios están abiertos. Pero la casa se reserva el derecho de admisión, lógicamente.