domingo, 17 de diciembre de 2017

Claves para mejorar la escuela secundaria


Claves para mejorar la escuela secundaria es el título de un libro de Andrea Alliaud, Antonio Bolívar, Daniel Feldman, Mariano Palamidessi, Claudia Romero (comp.) y Patricia Viel; editado por Noveduc en 2009 que estoy leyendo de una reimpresión de 2012 y del cual quiero rescatar en este post, tres cosas:

La primera es un punteo que en el segundo capítulo propone Bolívar, hablando de La Gestión Integrada e Interactiva, se trata de una serie de cuatro criterios de acción que me parecen bastante claros, llanos, directos a la hora de pensar desde la mirada de la gestión escolar en esas posibles claves para la mejora del título. El autor toma este punteo de un estudio del Center for the Study of Teaching and Policy, de la University of Washington, por Copland y Boatright en 2006, titulado Leadership for Transforming High Schools
a) Desarrollar un foco común en la mejora de la enseñanza y el aprendizaje.
b) Redefinir el papel: distribuir las responsabilidades y compartir el liderazgo.
c) Establecer una coherencia y acción conjunta de la escuela.
d) Posibilitar y apoyar el aprendizaje del profesorado.
e) Compromiso con la comunidad escolar.

La segunda, proviene del capítulo tres del libro, donde Daniel Feldman hablando del Currículum y planificación de la enseñanza, dice que la innovación escolar en el currículum de la escuela secundaria tiene que ver con una trinidad: 
  • La trinidad del dispositivo pedagógico: plan de estudios, horario escolar y división (o sección). En la página 63: “Esta tríada no es el tema principal de las pedagogías contemporáneas. Sin embargo, conforma el escenario básico de la vida escolar en las instituciones de enseñanza media“.
Además, afirma con toda claridad Feldman que existen márgenes en el currículum para la creación de diferentes formas y espacios de trabajo escolar, pero que “el requisito consiste en la voluntad e ingenio de los participantes”. Y resalta dos claves que me parecen impecables. Por un lado la necesidad de un aumento (progresivo, agregaría yo) de los márgenes de autonomía de los alumnos; por otro, variar los límites: ampliar las posibilidades de la experiencia escolar (en tanto experiencia de aprendizaje sobre la realidad total agregaría yo).

La tercera, es que en el cuarto capítulo del libro, Enriquecer el ambiente: Los recursos para la enseñanza, Mariano Palamidessi resalta la idea de que un ambiente pedagógicamente más rico, depende de las tareas académicas y los recursos para la enseñanza. Para esto toma como referencia a W. Doyle y K. Carter (Academia task in classrooms, 1984). “La riqueza de un ambiente educador no reside únicamente en la cantidad y en la diversidad de espacios, equipos y recursos. El factor determinante en el grado de riqueza de un ambiente educativo es la naturaleza y la complejidad de la tarea académica”. Y agrega que los ambientes son construcciones complejas y de sistemas de acciones humanas. Así también, algo que muchos dicen de diferente forma, pero que Palamidessi resuelve como la importancia de generar alternativas sustentables a la pedagogía centrada en el profesor

Rescato en este último punto con mucha fuerza de la palabra sustentable, ya que es bastante común toparse por las redes con ejemplos marketineros de innovación en educación, que no son sustentables, o no tienen la capacidad de transformarse en alternativas reales, posibles de sostener en el tiempo o de imaginar en términos de escalabilidad. Sin descuidar en esa construcción compleja y sistema de acción -diríamos siguiendo este razonamiento-, la infraestructura y los “recursos” para la enseñanza, como claves de ambiente también, para potenciar conexiones y evitan el encierro. Lo cual está en línea directa con aquella aproximación a Cómo enriquecer experiencias de enseñanza y aprendizaje en clave conectiva que aportamos para el libro Educación y Tecnologías en perspectiva (2016), para quienes les gusten estas cosas y quieran continuar con el tema.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Fue bueno mientras duró. Cierra Storify 👋


Cierra Storify, una excelente herramienta, hiperconocida para un cierto público especializado. En la Universidad lo hemos usado para proyectos de aula, en otras oportunidades para recolectar información de eventos. Pero cierra, y en unos meses da de baja todo. Como dijo Pablo Fernández, problemas del hoy, con esto de las plataformas cerradas. Pasó algo similar con Ning, por poner un ejemplo parecido para los más nostálgicos, la diferencia ahora es que Storify cierra todo y no importa si te servía y querías pagar por acceder... se liquida todo por cierre definitivo. Hace 2 días que ya no se pueden abrir más cuentas, el 1 de mayo de 2018 no se podrán crear más historias, y el 16 bajan la palanca: OFF.
Fue bueno mientras duró @Storify 👋




miércoles, 13 de diciembre de 2017

Llegaron los #hashtags a Instagram #AprendizajeConectivo

A partir de ahora podríamos decir que definitivamente llegaron los #hashtags a Instagram. Y de alguna manera se inaugura una forma de extender o sistematizar nuevas formas de enseñar y aprender en clave conectiva, o más precisamente en términos de Aprendizaje Conectivo. La posibilidad de que tengas tu cuenta de Instagram no para seguir personas, o celebrities, o marcas, sino para seguir “temas” como son los hashtags. Un pequeño detalle técnico que lo cambia todo el la red, a la hora de pensarla en sus posibilidades de utilizarla en Educación. Las imágenes son capturas desde la App, no he visto que funcione por ahora en la versión web.







jueves, 7 de diciembre de 2017

Escuelas, profesores y alumnos del Siglo 21. Por @ftsaez

"En educación no hay expresión más absurda que aquella que afirma que en la escuela enseña un profesorado del siglo XX a un alumnado del siglo XXI con metodologías del siglo XIX. Solo quien no conozca la escuela o no quiera ver en ella una evolución puede mantener que la escuela no ha cambiado para asumir los nuevos retos que la sociedad le encomienda. Es más, hoy nos encontramos en un momento claro de ebullición y de aparición de pedagogías emergentes visibles en muchos centros educativos". Escuelas del siglo XXI con profesorado del siglo XXI para alumnado del siglo XXI, Fernando Trujillo, nov. 2017.
En este post sin desperdicio Fernando destaca las modificaciones en el currículum, la variedad de estrategias y recursos metodológico, la evolución de la tecnología y su vínculo con el aprendizaje, y el hecho de que la escuela está en un proceso de cambio permanente que lejos de ir frenando en temas de innovación, "está acelerando". Una visión positiva con la que no podríamos estar más de acuerdo:
"(...) no todas las escuelas están situadas en el mismo punto de este vector de cambio. Hay escuelas más o menos innovadoras, sin lugar a dudas. Pero, por un lado, hay que diferenciar entre el deseo de cambio y las posibilidades de cambio."  
"La innovación no es el objetivo en sí misma, es un medio para un fin: la construcción de una sociedad mejor."
Ver la entrada completa: Escuelas del siglo XXI con profesorado del siglo XXI para alumnado del siglo XXI, Fernando Trujillo, nov. 2017.



sábado, 2 de diciembre de 2017

La radio en tiempos de posescucha, por Chelo Sánchez Serrano

Interesante post de Chelo Sánchez Serrano en Medium: La radio en tiempos de posescucha. Para trabajar temas varios con adolescentes, en formación profesional de manera más técnica, y por qué no en investigación como propone la autora:
El término posescucha es, sin embargo, de uso común en el aprendizaje de idiomas o en el análisis de discursos orales. En esos contextos se habla de tres fases o secuencias en el proceso de escucha: preescucha, escucha y posescucha. Cada una de ellas conlleva objetivos distintos en el proceso de enseñanza-aprendizaje. En concreto, la posescucha conlleva siempre un proceso más activo y consciente de recepción y se utiliza para verificar el nivel de comprensión. ¿Nos pasa igual cuando volvemos a escuchar un contenido radiofónico en formato podcast? ¿Escuchamos distinto, escuchamos mejor, comprendemos más, disfrutamos más de la escucha, conseguimos retener mejor en nuestra memoria a corto plazo los elementos importantes del discurso, si la escucha de radio bajo demanda es más fácil y placentera, si me permite rebobinar y volver a escuchar cuantas veces quiera generará esto mayor interés o deseos de escuchar? Hay una línea de trabajo e investigación, o varias, muy interesantes a partir de estas preguntas. Leer la nota completa